Glúteos perfectos y muy naturales

Los implantes de glúteos están de moda. Se llevan las curvas en esta zona del cuerpo y muchas mujeres y algunos hombres optan por conseguirlas gracias a la cirugía. El ejercicio es la primera opción para la mayoría, pero no todo el mundo tiene la posibilidad de desarrollar la musculatura de esa zona en la manera deseada.

Aunque es una operación más frecuente en mujeres, cada vez son más los hombres que se animan a realizársela para conseguir un cuerpo más equilibrado. Este es el punto débil de muchos de los chicos que trabajan su imagen en los gimnasios pero que no logran conseguir unos glúteos atractivos.

Dado que la operación se realiza a través del pliegue interglúteo no quedan cicatrices visibles independientemente del tipo de cirugía que se elija. Para conseguir un resultado óptimo es imprescindible seguir todos los consejos del médico tanto para antes de la intervención como para el post operatorio.

Implantes muy naturales

Los implantes de silicona están pensados para mujeres y también para hombres que necesitan aumentar su volumen de manera notoria. Están realizados con un gel de silicona muy seguro. Estos implantes hacen que el aspecto físico se modifique bastante y es una opción perfecta para quienes buscan un cambio radical.

El aumento de glúteos con grasa extraída de otras partes del cuerpo se está convirtiendo en la opción favorita de las personas que buscan un aumento de glúteos natural, muy ligero y que sea más bien una manera de moldear las nalgas para conseguir un resultado más compensado con el resto del cuerpo que un aumento de volumen considerable.

El cirujano será el que aconseje qué tipo de operación será más adecuada para cada caso dependiendo del cuerpo de la persona, ya que se trata de conseguir un resultado equilibrado y un cuerpo proporcionado.

gluteos perfectos

Una operación muy común

Estamos hablando de una cirugía cada vez más común y aunque es una de las más incómodas en su recuperación, en unos pocos días el dolor desaparece. La mayor parte de las personas que se someten a esta intervención acaban muy satisfechas con el cambio y creen que esas molestias merecen la pena.

En dos días se puede realizar una vida normal, siguiendo algunas instrucciones básicas en cualquier operación de este tipo. Es posible que durante unos días el cirujano recomiende tomar calmantes para evitar el dolor que se puede sentir, pero luego de estos días puedes seguír haciendo una vida normal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *