Alimentos para mejorar la visión de los niños

La buena visión de los pequeños afecta no solo a su desarrollo sino más bien a su capacidad intelectual. Y es que no ver bien afecta a la evolución escolar de los pequeños. La vista es el sentido por el que se recibe la mayor cantidad de información, más o menos el noventa por ciento.

Conforme una investigación efectuada por la Fundación del Instituto de Ciencias Visuales de la capital de España (INCIVI), entre el quince y el treinta por ciento del fracaso escolar puede deberse a los problemas oculares.

La mala caligrafía, las faltas de ortografía o bien la complejidad para leer son, en ocasiones, consecuencia de inconvenientes de enfoque o bien de percepción, realmente difíciles de advertir sin ayuda médica.

En la mayor parte de las ocasiones, los pequeños no se quejan, aunque existen algunas actitudes que pueden hacer sospechar a los adultos de que hay algún inconveniente.

Nutrición recomendada para la vista de los pequeños.

La nutrición juega un papel fundamental en la prevención de la salud ocular. ¿Cuáles son las sustancias que mejorar la calidad visual de los ojos, y de qué forma administrarlos para aprovechar al límite sus propiedades y que los peques se las coman?

La doctora María Concepción Vidales Aznar, especialista en Alimentación, Dietética Humana y Trastornos del comportamiento alimenticio, directiva de la clínica Miramar, y autora del libro Cocina para peques, asegura que una dieta rica en vitaminas y minerales, y ácidos grasos esenciales es esencial para sostener la visión de los pequeños en buen estado.

Los mejores alimentos para tener una buena salud ocular son las frutas y verduras de color colorado y anaranjado. Esto se debe a su contenido en vitamina liposoluble de tipo A y provitamina A (betacaroteno), los 2 con propiedades precautorias y ventajosas para la visión. Asimismo poseen esenciales cantidades de vitamina C con efectos antioxidantes.

Alimentos para mejorar la visión de los niños

También, las frutas y verduras generalmente son ricas en vitaminas B, que son precisas para el buen funcionamiento del sistema endocrino y la transmisión de información al cerebro. Otras substancias recomendables para la buena salud ocular son la luteína y zeaxantina, 2 pigmentos que asimismo podemos localizar en muchas frutas y verduras de color naranja y verde.

Para cuidar a la salud visual de los pequeños, se ha establecido que el sesenta por ciento de la ingesta de vitamina liposoluble de tipo A debe proceder de la dieta, esto es, debemos ingerir los carotenoides de las frutas. Asimismo puede aconsejarse el consumo de dos con uno mg diarios de betacaroteno en forma de suplementos.

De qué forma preparar la verdura y la fruta para los pequeños

La mejor forma para aprovechar la vitamina liposoluble de tipo A es consumiendo frutas, verduras y hortalizas de color colorado aranajado como melocotón, zanahoria, naranja, pomelo, tomate y mango. Es conveniente consumirlas en crudo como frutas frescas, aunque también es aconsejable los zumos.
En papillas y purés, la zanahoria y la calabaza, mezcladas con patata, calabacín y puerro, resultan exquisitas para el paladar de los pequeños por su sabor dulzón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *